Branding para pequeñas empresas

POR

/

11 julio, 2019

/

Branding para pequeñas empresas

El Branding es una magnífica solución para las empresas, pues es una manera de que los clientes reconozcan nuestro negocio. Contar con una marca que tenga fuerza es, sin duda algo más que un logotipo, pues se refleja en todo, desde el estilo de servicio que se da al cliente, a la ropa de uniforme que lleva el personal, las tarjetas de visita y los locales existentes para sus materiales de marketing y todo tipo de publicidad.

La marca tiene que ser el reflejo de lo que representa el negocio y lo que distinga a sus competidores, expresando las cualidades, fortalezas y la personalidad del negocio. Crear branding lo que implica es hacer una investigación de mercado bastante profunda donde se pueda averiguar el motivo por el cual los clientes deben sentirse atraídos por el negocio.

Si cuentas con una marca con fuerza, está comprobado que los clientes se van a acordar del negocio y experimentarán una confianza mayor en los productos o servicios que puedan adaptarse a lo que necesitan. Esta es una de las razones por las que los clientes tienen la tendencia de una lealtad a la marca en la cual confían.

El Branding es de las primeras etapas cuando se comienza un negocio, con el lanzamiento de un negocio, una marca que sea fuerte va a tener mayores oportunidades de tener éxito.

Tipos de marcas

Marcas que tienen actitud

Cuando hablamos de branding de actitud se basa en el sentimiento, más que en las propias características físicas que tenga el producto como tal. Por ejemplo, hay producto que pueden promover que la gente se sienta libre, con energía y poder. Todo esto se usa en refrescos y ropa para deporte.

Marcas con simbolismo

Este tipo de branding es similar al de la actitud y se usa con frecuencia para algunos servicios como compañías de telecomunicaciones o bancos. Utilizan muchas veces los aspectos emocionales de un servicio, poniendo énfasis en la seguridad a fin de atraer o retener a los clientes.

Marcas funcionalidad

Muchas veces las características físicas o funcionales de un producto o servicio tienen más poder que los aspectos puramente emocionales. El funcional es el que ayuda a dar motivos por los que se debe adquirir un servicio o producto.

Marcas individuales

Existen empresas que suelen optar por dar a cada uno de los productos y servicios una marca por separado. Muchas veces pueden competir unos con otros. Esto ocurre por ejemplo cuando una empresa de bebidas las tiene de distintos sabores.

Las marcas individuales podemos usarlas a la hora de mantener varias partes de un negocio por separado, especialmente cuando abarcar unas determinadas áreas, como ocurre con los negocios en los que se venden los alimentos o la ropa.

Existen empresas que crean también marcas nuevas del mismo producto y ellas llegan a lanzas los dos productos en una competencia aparente de cara a que puedan adquirir una cuota de mercado adicional.  Todo esto suele hacer por lo general por las grandes empresas.

Marcas propias

Estas marcas se las denomina marcas privadas o de tiendas, por lo que acostumbran a llevar el nombre de la empresa minorita. Por lo general lo usan las cadenas de supermercados importantes.  Existen empresas pequeñas que pueden llegar a usar su marca propia, caso por ejemplo de una esteticista que pueda tenga una línea de productos para la belleza y los comercialice.

Posiciona tu marca

A la hora de desarrollar una marca comercial

Según la empresa especialista en branding, Empacke, una marca con fuerza puede llegar a colaborar en su negocio para poder atraer a clientes nuevos y retener a los que ya existen. En el caso de que decidas que precisas una marca para tu negocio, tiene que estar totalmente desarrollada antes de comenzar a usarla en la publicidad o en los diferentes materiales de marketing.

Hacer estudios de mercado

Merece la pena investigar el mercado e ir mirando de cerca a los competidores. Para ello lo mejor es considerar el tamaño del propio mercado y cuáles son los clientes potenciales. Para ello debes pensar en qué es lo que puede hacer que el negocio destaque, lo que se suele llamar ventaja competitiva.

Pensar en marcas de éxito

Debes pensar en marcas de servicios y productos que puedan ser reconocidos al instante y reflexiona sobre los motivos de su éxito. Si buscas en la red sobre la marca, seguro que puedes ver muchos artículos y guías sobre el tema.

Esperamos que después de este artículo tengas claro lo que tiene que tener una empresa en materia de branding para aprovechar todas sus ventajas. Realmente merece la pena hacerlo.