A tener en cuenta en restauración

POR

/

26 octubre, 2018

/

A tener en cuenta en restauración

Cuando estamos pensando en montar un bar o restaurante en Barcelona tenemos que tenemos claro el tipo de negocio que queda por montar y si existen ámbitos que todavía no se han explorados. Hay que saber la clase de bar o restaurante en el que conviene invertir y la zona de la ciudad en la que puede ser mejor para nuestros intereses.

Como es lógico, las mejores zonas suelen tener los precios más altos para alquilar o comprar un local, en el otro lado están zonas donde es más económico, pero que quizá no sean las mejores para montar el restaurante o bar que tú buscas.

Todo esto hay que meditarlo, sabiendo que tipos de comercios hay, además de saber si el ayuntamiento registra licencias nuevas cada año o los traspasos.

Existen webs como las del observatorio económico Eixos, en las que podemos ver la cantidad existente de comercios que hay en Barcelona y otras poblaciones, además de los que se encuentran vacíos. Debemos comprender que la oferta de bares y restaurantes en la capital catalana es la primera en cuanto a negocios.

El barrio que tiene una mayor oferta en Barcelona es el del Eixample, donde el turismo ayuda mucho. Si vamos después al barrio Gótico, tenemos la zona que tiene más comercios y servicios por metro cuadrados, seguida de la Barceloneta. Otros barrios como Trinitat Nova, Nous Barris o Sant Andreu, cuentan con poca oferta y es posible que ciertos bares o restaurantes puedan tener ahí una oportunidad para establecerse, con menos competencia. En este aspecto, el barrio de Les Corts o Pedralbes

La clientela cada vez es más exigente

Está claro que ya no vale con las clásicas novedades para atraer a los clientes. Muchos expertos dicen que la crisis ayudó a que se estableciera una cierta limpieza, por lo que los restaurantes y bares en Barcelona son más específicos sobre su oferta y se ajustan a las exigencias que demandan los clientes, especialmente cuando hablamos de los residentes en la ciudad.

Algo que hay que tener en mente es el binomio de la calidad/precio, pero no solo basta con todas estas cosas.  En los últimos años existen una serie de negocios de éxito que pueden ser útiles cara a tenerlos en cuenta, pues están muy de moda, caso de las bocadillerías premium y hamburgueserías, lugares de Brunch o los tan de moda food trucks.

Estos sitios no se pueden montar en un sitio al azar de la ciudad ni como se quiera, por lo menos si lo que se quiere es tener éxito en el negocio. Hay que estudiar muy bien todos estos pasos a seguir si lo que se quiere es que la vida comercial sea larga y provechosa.

Las terrazas

Una de las opciones que más suele darse y que ciertamente tiene bastante éxito son los restaurantes y bares con terraza. Con el buen clima que hay en Barcelona gran parte del año son de lo más concurrido, tanto por el público en general como por los turistas.

Ya en materia, se debe ser muy cuidadoso con la terrazas, sacando las preceptivas licencias y comprando todo lo necesario, mobiliario, etc.

Si es en zona de playa o simplemente quieres tener unas cuerdas que lo separen, tipo cuerdas de barco, hay opciones de lo más recomendables.

Cuerdas Valero es una fábrica de cuerdas que se encarga de elaborar y envasar sus productos. La cordelería tiene que contar con profesionales que sepan hacer bien su trabajo para que los resultados después sean los esperados. En este sentido, lo mejor es apostar por empresa especializadas y que acumulen ya experiencia de años.

La buena materia prima del mercado a precios asequibles es la que suele ser más buscada y por ellos están entre los principales fabricantes de cuerdas del mercado. En sus instalaciones es posible encontrar una infinita gama de cordelería que casi cubre todas las opciones posibles, desde cuerdas para fines como la hostelería a otros como cintas de persiana, asas para mochila, confección de correas, etc.

Seguro que después de todos estos consejos ya tienes claro lo que debes tener en cuenta para montar un restaurante o un bar en Barcelona. La competencia es grande, pero si funciona bien, trabajo no faltará.