Una noche de sábado especial

POR

/

31 Diciembre, 2016

/

Una noche de sábado especial

Mi mujer y yo vivimos en una ciudad cercana a Barcelona como es Terrasa. Durante estos años de crisis hemos pasado momentos complicados. La economía estaba como estaba y encima mi mujer estuvo en paro durante 2 largos años. Parecía que la larga crisis no iba a acabar nunca y lo que es peor, que al ritmo que íbamos nosotros podía llegar a vencernos…

Es horrible tener sueños y proyectos para tener que dejarlos en la estacada. Así aguantamos como pudimos gracias a mi sueldo corto, pero seguro de funcionario de la Generalitat. El caso es que queríamos darnos un homenaje como Dios manda sin salir de la ciudad, puesto que todavía tenemos peques y no queríamos ausentarnos más que desde el sábado por la tarde al domingo por la tarde.

Buscábamos un hotel en Barcelona de lujo para una velada y noche mágica, una evasión y porque no decirlo, un homenaje a todos estos años que nos lo merecíamos leñe. El elegido después de marear las web de reservas de hoteles fue el hotel Mercer Barcelona.

Este es un hotel de lujo que está en el centro del Barrio Gótico de Barcelona, bastante próximo a la catedral. Un hotel de cinco estrellas que se sitúa en el entorno único y que está pensado para satisfacer a todos aquellos que buscan la exclusividad como éramos nosotros. Lo curioso del hotel, entre otras cosas, es que está construido sobre una parte la muralla romana de la antigua Barcino y tiene también arcos medievales y frescos que datan del siglo XII.

El hotel tiene una mezcla entre modernidad y gusto por lo antiguo muy adecuado. El servicio del hotel nos pareció magnífico. Todo el personal siempre atento a lo que pudiésemos necesitar y disfrutamos también mucho de su servicio de restaurante y de un desayuno especial. Aprovechamos para disfrutar de un concierto el sábado por la noche de música de Jazz bastante afamado, un broche de oro para una noche especial que acabamos brindando en la habitación por nuestro amor.

La clase al final es fácil de percibir

La verdad es que se nota bastante alojarse en un hotel de este nivel. La atención, los materiales de las habitaciones, los muebles tan elegantes y como no, una televisión para verlo todo confortablemente, aunque esto último la verdad es que salvo al despertar para ver las noticias ni lo tocamos.

Recomiendo este hotel para todos aquellos que busquen tener una experiencia exclusiva en Barcelona. La situación es inmejorable, pues se puede descubrir todo el casco histórico barcelonés a la vez que tienes el alojamiento al lado. De todas maneras, estamos ante una ciudad que es de las más importantes en el mundo turísticamente, por lo que hay muchísimos sitios interesantes a los que ir.

Dicho esto, hay que hacer este tipo de detalles entre las parejas de vez en cuando, pues sirven para evadirse de los problemas o para celebrar acontecimientos. La maldita rutina muchas veces no nos deja disfrutar de los verdaderamente importante, estar vivo. Si podéis permitíroslo ya sabéis, nosotros estamos planeando para primavera una excursión a Madrid ¿Y vosotros?