Los guías y los traductores, los mejores embajadores de las ciudades

POR

/

26 enero, 2018

/

Los guías y los traductores, los mejores embajadores de las ciudades

A nuestro país cada día llegan miles de visitantes para conocer nuestra cultura, gastronomía, tradiciones y costumbres y es que tal y como ha señalado el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, hace tan solo unos días en la Feria Internacional del Turismo (FITUR) que se ha celebrado en Madrid, nuestro estado ha atraído durante el pasado año 2017 un total de ochenta y dos millones de visitantes, situándose en segunda posición a nivel global, tan solo detrás de Francia y adelantando en el pódium a los Estados Unidos de América según los primeros datos que aporta la Organización Mundial del Turismo (OMT). Por este motivo cada año se necesitan más traductores puesto que debemos atender correctamente a todos los extranjeros que a nuestras ciudades se acercan en sus lenguas o al menos en alguna de las que conozcan y en este punto es en el que compañías como Traductor Jurado sacan lo mejor de sí para tener disponibles folletos, flyers, dípticos, trípticos y otros elementos de promoción en cada idioma que necesitemos.

Os lo hemos adelantado en la introducción y es que esta noticia, la del volumen de visitantes, es de hace aproximadamente una semana y nos sirve como punto de partida para el tema que os queremos exponer hoy y que está relacionado con el turismo en nuestras ciudades, concretamente hoy os hablaremos de la capital de la comunidad autónoma de Cataluña, Barcelona.

Esta ciudad costera, además de ser la capital de la provincia y la comunidad, es la más grande y turística de todas ellas e incluso la urbe más visitada de toda España, por lo que la cantidad de guías y traductores que hay en ella se cuenta por cientos. Los guías concretamente son las personas a las que toda concejalía de turismo y cultura debiera cuidar con especial mimo y es que ellos son los mejores embajadores de nuestra ciudad, tal y como os hemos puesto en el título, porque de ellos depende que el visitante se sienta cómodo, disfrute de su estancia y aprenda sobre nuestra cultura y costumbres. Esto es así porque son quienes acompañan a los foráneos a cada uno de los sitios, les recomiendan donde comer y que ver fuera de la ruta planteada y por supuesto son los encargados de transmitir nuestra historia a los demás por lo que en sus manos está posiblemente que el extranjero vuelva a visitarnos o no y la sensación que se lleve de nuestra soleada tierra.

Además de los guías, una ciudad como Barcelona debe tener entre sus filas a los mejores traductores puesto que aunque sea una profesión a la que asociamos con el mundo empresarial por las reuniones que se puedan llevar a cabo en distintos idiomas, o contratos y convenios que haya que traducir, este tipo de compañías y trabajadores son de esencial importancia para los consistorios ya que de ellos depende la correcta traducción de los elementos de promoción del municipio tales como dípticos, trípticos, flyers, folletos, cartelería e incluso señales. Estas últimas que os hemos mencionado han tenido no hace mucho tiempo un foco de polémica en Sevilla y es que todos damos por hecho que todas las cuestiones aparecen hechas y bien hechas, y solo nos damos cuenta de la complejidad del tema cuando por algún error humano o informático, las cosas no salen como en un principio debieran tal y como ha ocurrido en este caso que os hemos enlazado de Sevilla con las curiosas traducciones que se le han dado a las señales de información al turista.

Otros embajadores que nos encontramos en la ciudad

En nuestras ciudades además de guías turísticos y traductores también encontramos otro tipo de embajadores que dejan el listón de nuestro país muy alto debido al gran trabajo que cada día hacen desempeñando sus funciones. Hablamos de los cuerpos de seguridad públicos como la guardia urbana, la Policía Local, los Mossos d’Esquadra, la Ertzaintza, la Policía Foral Navarra, la Policía Nacional, la Guardia Civil y los militares entre otros. Todos estos cuerpos y los que nos faltan velan cada día por nuestra seguridad tanto cuando los vemos patrullar por nuestras urbes como cuando hacen labores de investigación desde la sombra. Pero ellos no son los únicos, otros embajadores de nuestro país y es que existen otros colectivos que aunque no les demos tanta visibilidad, sin ellos, el funcionamiento de nuestra sociedad sería inviable y que por ello se merecen también un gran reconocimiento.